Central Park Barcelona

🍟Patatas

Oh Dios mío!!! Són tipo patatas fritas de toda la vida!! A ver… aceptamos masas de fécula en forma de churro, de gofra, palitroque, hueso, barco pirata… pues estas también nos valen y más si están hechas con tal nivel de calidad.

Lo dicho, unas patata fritas gordotas con su doble fritura (esas burbujitas del exterior como delatan las buenas freidoras). Son extremadamente crujientes en el exterior con un interior tierno y un corazón al dente (que no crudo!). Me hubiera comido un balde lleno de esas patatas… 

🥫Salsa

En el centro una buena dosis de ajonesa bien ahogadita con uno de esos majados picantes a base de aceite, pimentón y fórmulas secretas. Cada una de estas salsas suele tener su toque y su recuerdo. Con esta me vino como un agradable sabor final de chistorra.

Creo que la conjunción con las patatas es una de las mejores parejas desde Sonny y Cher o desde Rosalía y C. Tangana (millennial style).

💶Precio

4,80€

🎩Trato

Aquí viene un poco cuando la historia hace bajada. Mi experiencia fue bastante regular, sentado algo más de 10 minutos mirando al infinito mientras los camareros pasaban a mi izquierda y derecha. La comanda fue relativamente rápida pero el plato casi me lo tiran en plan frisbie desde la cocina. Pero no en plan frisbie con parábola y en plan chulo, sino en plan cuanto más ruido contra la mesa mejor.

Cabe mencionar que fue en la terraza, en el interior supongo que será otra historia.

🏠Sitio

Restaurante modernito. Esa modernidad no exagerada de un restaurante de los de a diario para que los oficinistas de la zona puedan sentir que están comiendo en un sitio más que guai a precios razonables.

La terraza es ideal porque está protegida y refugiada por lo que no sientes que estás en medio de una calle de Barcelona, ademas aunque el sitio está muy cercano (escasos 100 metros) a la Avenida Diagonal no se siente todo el ajetreo de esta vía.

👌🏻Valoración 

Dejando de lado el trato creo que son de esas patatas infravaloradas por culpa de su lejanía con los distintos núcleos urbanos de barcelona. Hacemos bien a veces buscando la proximidad y la autenticidad de esos barrios que recuerdan a pueblos, pero hay que ser sinceros y saber valorar estos platos que quedan algo más apartados.

Le pongo muy buena nota ya que si, son patatas bravas excepcionales y tenéis mi palabra de que si vais solo por ellas no os vais a decepcionar.

5/5

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter
Descubre todas las novedades sobre donde comer las mejores patatas bravas de nuestro país. Sigue atento para descubrir si tu ciudad es la siguiente.

Marimorena

En el Marimorena sirven unas patatas bravas tan originales que ni siquiera tienen forma de patatas, sino que tienen forma de gofra. Al enterarnos no nos pudimos resistir y tuvimos que ir corriendo porque casi ni nos lo creímos. Nuestra experiencia con estas patatas bravas engofradas de Barcelona nos ha dejado ojipláticos. Esperemos que la reseña que os traemos sobre el Marimorena quede a la altura, ya que nos cuesta mucho encontrar palabras para describir esta belleza culinaria.

Leer Más >>
Tres Vilas

Tres Vilas

A veces hacer de todo no significa que lo hagas mal. Y eso es lo que ocurre en Tres Vilas, un restaurante del Eixample de Barcelona que tanto es capaz de preparar una comunión como hacer unas tapas para dos la mar de buenas y que además sus bravas sean para dejar el plato bien limpio.

Leer Más >>