El Cable

Cómo Llegar a El Cable de Sitges

Carrer Barcelona, 1, 08870 Sitges, Barcelona
www.elcable.cat

Patata

Cubitos pequeños cocinados previamente y con un último golpe a aceite a todo gas para darle una capita más crujiente en el exterior.

Las dimensiones del lugar nos hicieron jugar con ventaja, algunas veces puedes ver cruzar la sala a uno de los «pinches» cargado de los ingredientes que posteriormente saldrán de cocina al plato y esto nos hizo pensar que estábamos viendo unas bravas marcadas y que nos encontraríamos con esponjas blandas empapadas de aceite pero no…  las patatas tenían muy buen sabor y una textura formidable e inexplicable.

Salsa brava

Combinación de salsa, un buen pegote encima de las patatas de mayonesa (Hellman’s likely?) y todo regadito con una salsa rojo-anaranjada de tono tan bonito como increíble es su picante, en la cantidad justa, sin doler pero sin ser de lo que no tienen penan ni gloria.

Una salsa picante hecha con una mezcla de ingredientes tope secretos pero en el que destaca una sublime picada de almendras que te lleva a otra dimensión de la que te costara volver.

Precio

5,00€

Interior El Cable Sitges

Trato

Normalmente esta a petar y los camareros van a toda velocidad, de todos modos no pierden las formas, te tratan estupendamente y te buscan un sitio para que de la manera más rápida estes predispuesto a tastar todo lo que te vayan a poner delante.

Sitio

El Cable de Sitges fue una antigua bodega con pensión que se reconvirtió en los 60 y que los hijos del fundador le hicieron un reestilizado y a principios de los 2000 lo transformaron en la bodega moderna que es ahora y en la que los fines de semana se junta la gran parte de los nativos a hacer sus cañas y sus tapitas.

La decoración es de antigua bodega, con detalles vintage, botellas de vino, los títulos a la mejor tapa del año y una sección solo para Jack Daniel’s, con eso ya se ganan las 5 estrellas.

Valoración

Nuestro amigo Jordi como buen suburense nos recomendo estas patatas bravas y la verdad que entran muy fuerte y se incluyen en nuestras oraciones. Unas buenas patatas y una salsa picante que no os podéis perder (podemos discutir la mayonesa) y un sitio de lo más autentico que nos están diciendo a gritos que volvamos.

5/5

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter
Descubre todas las novedades sobre donde comer las mejores patatas bravas de nuestro país. Sigue atento para descubrir si tu ciudad es la siguiente.

Marimorena

En el Marimorena sirven unas patatas bravas tan originales que ni siquiera tienen forma de patatas, sino que tienen forma de gofra. Al enterarnos no nos pudimos resistir y tuvimos que ir corriendo porque casi ni nos lo creímos. Nuestra experiencia con estas patatas bravas engofradas de Barcelona nos ha dejado ojipláticos. Esperemos que la reseña que os traemos sobre el Marimorena quede a la altura, ya que nos cuesta mucho encontrar palabras para describir esta belleza culinaria.

Leer Más >>
Tres Vilas

Tres Vilas

A veces hacer de todo no significa que lo hagas mal. Y eso es lo que ocurre en Tres Vilas, un restaurante del Eixample de Barcelona que tanto es capaz de preparar una comunión como hacer unas tapas para dos la mar de buenas y que además sus bravas sean para dejar el plato bien limpio.

Leer Más >>